De argumentos y falacias sobre el petróleo

Por Lunes, 17/noviembre/2014 0 No tags Permalink 0

Viendo, leyendo y oyendo lo que se escribe desde fuentes oficiales , y otras, sobre los grandes beneficios que el petróleo soriano va a traer a nuestra tierra, no puedo menos que esbozar una sonrisa escéptica y remitir a mis lectores al negocio turístico, ese que tanto queremos defender y que sigue como sigue, al punto que se da la paradoja que vienen más turistas que nunca y hay menos trabajadores que hace cinco años, todo gracias a que este negocio, como lo está el del petróleo, anda en manos de multinacionales o lobbies que ensalaman con dádivas a nuestros políticos y hacen lo que buenamente les viene en gana en nuestro solar y con nuestra riqueza. ¿Han tenido la curiosidad alguna vez de ver cuáles son los apellidos y procedencia de los señores y señoras que figuran en Canarias al frente de los principales negocios turísticos, desde el presidente de los empresarios hasta el último titular de hotel? Claro que no me olvido de Santana Cazorla ni de Lopesan, que éstos son otros a los que habrá que echarles de comer aparte en su justo momento, pero yo estoy escribiendo de los que se han llevado-y se llevan-la gran tajada de ese negocio tan espléndido que don Paulino-en buena lógica-quiere preservar, pero que-en dudosa actitud-deja al albur de los señores que lo explotan, sin intervenir y poner, por lo menos, algo de justicia social y laboral en ese abuso.

Por éstas y otras cuestiones, a la hora de protestar y luchar contra las prospecciones, habrá que hacerlo, efectivamente, porque hay que evitar riesgos para nuestro medio ambiente y destrozos en el hábitat que nos rodea pero, también y sobre todo, porque por mucha riqueza que salga de ahí-al igual que ha pasado con el turismo-los canarios vamos a ver una mierda finchada en un palo, sólo las limosnas y, encima, entre confetis y alharacas centralistas de “Papá Estado”, que tanto nos quiere y que también representado está por el belillo  de Telde, que está con Repsol como el que se cagó el dedo-no sabe qué hacerle ni dónde ponerlo para que la multinacional haga su negociete-, al punto de justificar la vergonzosa utilización de la Armada Española- y su injustificable exhibición de fuerza ante gente indefensa- para defender a empresas privadas.

No escribo que un argumento-el de la contaminación y la ruina del sistema productivo actual de las Islas- sea menos importante que el que apunto sobre quienes van a ser los beneficiados de lo que salga de ahí, si es que sale algo. Aun suponiendo que todo el subsuelo del medio mundo se convierta en petróleo y salga por ese agujero, ¿ustedes creen que Repsol y sus accionistas-entre los que lo mismo meten a José Manué, tras sus desvelos- van a pasar de esos trescientos millones que están prometiendo ahora que se ven apretados por la opinión pública y por las recomendaciones de los ministros y otros altos cargos que tiene medio en nómina o pendientes de meterlos? No, señora, no, de eso nástic, plástic, filomástic. Y es esto lo que deben saber todos los canarios y los que vivan aquí. Y saber separar la paja del trigo. El argumento de Soria y sus socios es que ningún país del mundo que tenga petróleo en su subsuelo renuncia a sacarlo. Y es verdad, lo juro por éstas, pero lo que no dicen ni Soria ni sus cuasi patrocinadores-a las pruebas nos remitimos- es que ningún país del mundo, por mucho petróleo que tenga, pone en peligro su vida y sus recursos por dejar sacar un petróleo del que no va a ver ni el humo. Esa es la diferencia, ministrillo, no andes abusando de la demagogia y abrazando a los chicos de la Cope-y a otros muchos, que tan bien se prestan-, con el cuento de que hay que ver que brutos mis paisanos que tienen el maná delante y no dejan que lo saquen.

También es verdad que viendo a Paulino y la cara que pone-que poco transmite, el infeliz- es como para sacar el petróleo a manta, pero los canarios deben saber esto: por mucho que saquen de ahí, nosotros seguiremos con las migajas, el paro y todo lo que Madrid ha querido siempre que medio tengamos. Y si de ahí sale la mierda contaminante que se cargue nuestro ecosistema ya saben dónde están los prospectores y sus amiguetes, si es que no cogen carretera y manta a la salida del primer chingo, que será lo más probable conociendo el talante de estos valientes.

No hay comentarios todavía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *